Del 20 al 22 de enero se reunieron las 21 personas que lideran el Área de Educación Escolar Jesuita de Chile. Participaron los Directores/as y Rectores/as de los 10 colegios jesuitas de Chile, más las cabezas de las Fundaciones Loyola y Jaime Larraín, y de la Red Educacional Ignaciana de Chile. La Jornada se realizó en la Casa Pierre Bigó SJ de la Universidad Alberto Hurtado y se centró en conocer y discutir la historia de los colegios jesuitas, para desde ahí plantear los nuevos desafíos y metas para la educación escolar jesuita.

Para Germán Villarroel, Asistente del Delegado del Provincial para la Educación Escolar, “el desafío es poder pensar juntos una manera de construir educación jesuita en un contexto distinto a los años que hemos ido revisando a lo largo de la historia, que es más desafiante; que es más competitivo, con una sociedad que va transformándose y exige de nosotros respuestas distintas, que sean fieles a la historia y comprometidas con los desafíos del día de hoy”. En la misma línea, Claudia Messina, la nueva Rectora del Colegio San Ignacio de Concepción agregó: “es tremendamente desafiante entrar a una red distinta. Llegar a esta es conocer su cultura y comenzar a comprender los conceptos de fondo que existen, su mirada de la educación, su visión y, por otro lado, conocer a las personas que llevan los colegios en todo Chile”.

La nueva Directora del Colegio José Antonio Lecaros, Claudia Fábregas, señaló que “es una experiencia enriquecedora que me sitúa en el contexto en el cual voy a trabajar. Me entrega muchos elementos para poder mirar la gestión que hay que realizar en el colegio, me plantea varios desafíos desde lo curricular, lo pedagógico y la formación de educadores para seguir profundizando en el camino de lo que es ser jesuita y la formación ignaciana”. Por su parte, Miguel Almendras, Director de la Escuela San Ignacio de Calera de Tango, comentó: “es una muy buena experiencia el poder compartir la historia, las tensiones, la reflexión; el poder compartir con los compañeros de las distintas escuelas de la Compañía en un ambiente de camaradería pero sobre todo de mucha honestidad y crecimiento”.

Volver