¡Muchas gracias! Es lo primero que queremos decirle a toda nuestra comunidad por unirse y ser cuerpo que apoya y contiene. Gracias por empatizar y por ensanchar el corazón con nuestros hermanos que sufren. Hemos logrado algo grande en muy poco tiempo y eso es mérito de cada una y cada uno de ustedes.

El incendio forestal que se propagó por los cerros Rocuant, Ramaditas y San Roque el 24 de diciembre arrasó con el esfuerzo y trabajo de muchas familias de Valparaíso, entre ellas, siete de nuestra Escuela San Ignacio de Loyola. Frente a esta tragedia es que nos unimos como comunidad ignaciana para recaudar fondos y concretamente apoyar la reconstrucción de sus viviendas.

Nos pusimos una meta alta y la alcanzamos. Recibimos aportes personales, de instituciones, de redes amigas y estamos profundamente agradecidos por eso, hay una confianza que se ha ido construyendo y hoy nos permite ver sus frutos. Queremos agradecer especialmente al Centro de Padres de la Escuela San Ignacio de Loyola que nos ayudaron a completar la meta y que desde el primer día activaron todos los mecanismos de ayuda y contención.

Concluimos la campaña el jueves 16 de enero con la entrega de lo recaudado en una recepción organizada por la escuela donde participaron algunos educadores, Felipe Sáez- director de la escuela-, Karla Quijada, Matías Retamal y Cynthia Osorio -como representantes de la REI- y las familias de Agustín, Martina, Benjamín, Allison y Sofía, Joaquín, Eidan y Aarón.

Comenzamos el año con la alegría de esta noticia y orgullosos de lo que somos capaces de lograr juntos.

¡Gracias!

Volver